domingo, 11 de marzo de 2012

Todo empezó con un laxante.

(Superstición)

Todavía soy libre. No me ha devorado el insecto.
Oléis bien pese a llevar más de diez años en su compañía.

La estrecha mecánica deja indolente cualquier expectativa no predecible con un par de números.

¡Ay de aquel qué se atreva a medir el tiempo natural!

- Es inevitable, mis queridos iluminados, que interceptemos la mayor de la libertades entre los engranajes de un reloj.

Baila el péndulo. Inercia inerte.
La ancora compone el ritmo.
El movimiento no es más que un creacionismo físico.

Una manecilla no ofrece resistencia y no altera el tiempo.

- He aquí todo lo que sabemos acerca de los mares reenviados a los pozos del cielo.

Luego vienen los temores.
Entonces el buen hombre, el mal salvaje, acude bajo pena a una estrella que no cae.
La espera conduce a la histeria (su madre, que como madre, exige de respeto).

- Quiero verte muerta puta. Solo quiero impedir tu olvido. Y te moverás como aquella vez que estancó mi recuerdo.

Los delirios nacen mudos en la garganta.
Parásito de engranajes.
Portadores de la chispa zurcida sobre vendas.

Son gusanos que observan tu figura con cronógrafo. Nos rodean, nos huelen.
Somos el sostén en una noche con tiempo.
Les divierte jugar al gato y al ratón antes de hacernos ver cielo donde hay...

Desgarrado el sol sobre poniente.
Olvida el horizonte.
Sedimentos sobre barro y desconocimiento.
¡Ojalá que caiga pronto!
¡Ojalá que caiga pronto!
Superstición:
Si yo, y veo yo, necesito de ello, y no veo ello, la valoración directa de yo desarrollará la percepción de ello.

Allí arriba, donde todo es piedra
los gusanos conforman el frío.
El hombre vuelve al centro.
Hereda la porcelana en el funeral.
Repica la oración en la gélida sonrisa.

SIN FÉ EL HOMBRE ESTÁ PERDIDO, LLAMARLO HOMBRE ES UNA AUNTÉNTICA PROEZA. UNA MUESTRA DE AMOR PROPIO.

5 comentarios:

  1. Te comento con un pareado:

    "me aburro en el curro" :)

    illo no m'entero de ná

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, secó los parpados, apretó los labios y levantó la barbilla. Una autentica maravilla =)

    ResponderEliminar
  3. Curiosa entrada como poco.
    Me gusta, un muaa!

    ResponderEliminar
  4. "Fue un encuentro memorable, aunque lleno de notas discordantes".

    "Y vos, tan orgullosa, nunca me avisaste que fuiste mía aquel verano".

    ResponderEliminar
  5. Me recuerda a una película de David Lynch, por lo inquietante.
    Yo creo que la fé es lo más humilde del hombre, que sólo así considera él que hay algo por encima que no puede alcanzar a entender. Más bien, que no es él el centro de todo.

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
El Yugo Eléctrico de Alicia se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.